Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Bristol, explica que incluso 25 minutos de ejercicio diario pueden ayudar a las personas mayores a mantener una buena salud, lo que reduce la necesidad de tomar la medicación regularmente y el número de visitas al hospital.

El estudio se realizó en 213 personas de entre 70 y 80 años, con una edad media de 78 años. Según indiatimes.com, entre los participantes, los que hacían ejercicio regularmente tenían un mejor metabolismo y una mejor circulación.

Por lo que se refiere al riesgo de presión arterial alta, diabetes, enfermedades del corazón y derrames cerebrales, los que hacían ejercicio también resultaron ser menos dependientes de los servicios de salud y medicamentos.

El ejercicio físico no significa, según los investigadores, un violento esfuerzo, incluso si es mejor que sea lo suficientemente intensa. El tercero más activo de los participantes practica ejercicio diario sobre 39 minutos de intensidad moderada. 
No es sorprendente que estas son las personas que se encontraban en mejor estado de salud y con el menor riesgo.

Comentando sobre los resultados, el investigador profesor Ken Fox dijo al huffingtonpost.co.uk:"Hasta ahora, sabíamos muy poco sobre el impacto de la actividad física en los ancianos, y particularmente entre las personas de 70 a 80 años de edad. Esta investigación pone de relieve que el mantenimiento activo de las personas mayores trae toda una serie de beneficios para la salud, tales como la reducción de la dependencia del sistema de salud y los ahorros potenciales que se derivan".

Comment